Una dieta saludable es la mejor manera de obtener vitaminas y minerales, pero siempre es mejor estar seguros para que no te quedes corta de nutrientes clave. La suplementación es importante antes, durante y después del embarazo.

 

  • Vitamina D3, Vitamina K2, Vitamina E, Vitamina B12, Folato, Biotina, Colina, Hierro, Yodo, Magnesio, Boro

Sold out

  La caja incluye 28 cápsulas

NON-GMO
VEGANO
SIN LACTOSA
SIN GLUTEN

Lo que dicen los estudios


Las vitaminas y minerales son indispensables para un buen desarrollo fetal.

Tomar vitamina D durante el embarazo puede mejorar de manera segura los resultados maternos y neonatales.

Puede ser necesario administrar suplementos de vitamina D durante el embarazo para protegerse contra los resultados adversos del embarazo.

Suplementos de vitamina D para mujeres durante el embarazo.

La deficiencia de vitamina K puede prevenir hemorragias después del parto.

Además de desempeñar un papel clave en la coagulación, la vitamina K también es necesaria para tener huesos saludables. Es importante durante el trabajo de parto y justo después de dar a luz, cuando tu cuerpo se está recuperando.

Suplementos de vitamina K durante el embarazo para mejorar los resultados.

Deficiencia de Vitamina K durante el período perinatal e infantil.

La ingesta de folato durante el embarazo es fundamental para un adecuado desarrollo fetal. 

Niveles bajos de vitamina B12 están relacionados con problemas cognitivos, motores y de crecimiento del bebé.

La vitamina B12 es importante para mantener la salud del sistema nervioso, se ha observado que ayuda a prevenir espina bífida y otros defectos congénitos del sistema nervioso central y espinal en el bebé. Así mismo, previene anemia durante el embarazo y disminuye la posibilidad de depresión post parto.

La deficiencia de vitamina B12 materna aumenta el riesgo de espina bífida.

Anemia en el embarazo.

Vitamina B12 en el desarrollo fetal.

La deficiencia de biotina puede detener el crecimiento y provocar un desarrollo inadecuado en los fetos y bebés.

La deficiencia de biotina es poco común; algunos estudios han demostrado que durante el embarazo se ve disminuida y hay mayor riesgo de defectos congénitos.

Biotina: de la nutrición a la terapéutica.

Durante el embarazo hay un aumento en la producción de glóbulos rojos, por lo que las necesidades de hierro aumentan significativamente.

El hierro es un mineral esencial que cumple muchas funciones importantes en el cuerpo, como el crecimiento, desarrollo, funcionamiento celular y la síntesis de algunas hormonas y tejidos.

Anemia por deficiencia de hierro en el embarazo

Los beneficios y riesgos de la suplementación con hierro en el embarazo y la niñez

El yodo es esencial para la producción de las hormonas tiroideas maternas y fetales.

Las necesidades de yodo de una mujer aumentan de forma sustancial durante el embarazo con el fin de garantizar un suministro adecuado al bebé.

Embarazo y yodo.

Nutrición con yodo durante el embarazo.

Tomar magnesio puede aliviar algunos síntomas del embarazo.

El magnesio puede aliviar los calambres, mejorar la presión arterial y apoya el crecimiento fetal.

Magnesio oral para aliviar los calambres en las piernas inducidos por el embarazo

Magnesio y embarazo.

Los suplementos de colina apoyan el desarrollo del cerebro fetal y previene defectos de nacimiento.

Se ha demostrado que la colina influye en la metilación, específicamente en el desarrollo neuronal, por lo que es esencial durante el embarazo.

La suplementación con colina durante el tercer trimestre del embarazo mejora la capacidad cognitiva del bebé.

Colina y riesgo de defectos del tubo neural.

 

Ingredientes


Vitamina D3, Vitamina K2, Vitamina E, Vitamina B12, Folato, Biotina, Colina, Hierro, Yodo, Magnesio, Boro, Celulosa Vegetal.

Dosis recomendada


Tomar 1 cápsula al día

Contenido por dosis


114 mg