¿Qué es más importante, ejercicio o dieta?

¿Qué es más importante, ejercicio o dieta?

Tal vez hayas decidido ponerte en mejor forma para mejorar tu salud en general, ganar más energía o prepararte para una competencia o un evento especial. Cualquiera que sea el objetivo, ciertamente no estás solo. La mayoría de la gente en este mundo sabe lo que es vivir con un poco de peso extra y que puede ser una lucha mantener la pérdida de peso. Solo recuerda, esto no se trata solo de perder peso, sino de vivir una vida mejor, más saludable y feliz.

En tus prioridades de rutina de bienestar, ¿dónde caen la dieta y el ejercicio? ¿Es mejor sudar todos los días o hacer un mayor esfuerzo para llenar el plato con una variedad de alimentos integrales y nutritivos? Si ambas están en el mismo lugar vas por buen camino.

Es realmente difícil clasificar la dieta o el ejercicio por encima del otro, porque ambos son componentes igualmente importantes de la salud. ¿Y cuando combinas los dos de manera consistente? Eso es crear hábitos a largo plazo que todos deberíamos de intentar e integrar a nuestro día a día.

Si, ambas son igual de importantes. Los problemas vienen cuando no equilibras ambas; al empezar puedes notar cambios pero con el paso del tiempo a los dos o tres meses te puedes sentir estancado y la desesperación es nuestra mejor amiga. Cuando no ves resultados y estás dejando hasta el alma en el gimnasio es cuando debes de preguntarte si estás haciendo el mismo esfuerzo en la alimentación. En la actualidad existen una y mil dietas, mucha proteína, pocos carbohidratos, cetosis, paleo.... ¿Cómo decides? Zapatero a su zapato, siempre consulta a un especialista antes de empezar algún cambio, nada mejor que asesorarte antes para que todo sea en beneficio a tu salud.

La importancia de la dieta

Es un poco obvio pero necesitamos alimentarnos para vivir y como sustento. Las elecciones específicas de alimentos que hacemos todos los días realmente marcan la diferencia, bien dijo Hipócrates, "Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina." Hay alimentos que pueden beneficiar tu salud más que otros, la clave está en tener un equilibrio entre alimentos tipo frutas y verduras y que te des gusto con un poste.

Para funcionar correctamente, nuestro cuerpo necesita un equilibrio de macronutrientes (proteínas, carbohidratos, grasas) y micronutrientes (vitaminas y minerales), y debemos satisfacer la mayoría de esas necesidades a través de los alimentos que comemos. Cada uno de estos tiene diferentes funciones (algunos que cumplen más de 100 funciones en el cuerpo), que podría ser cualquier cosa, desde apoyar la función inmunológica y la salud del cerebro hasta la formación de sangre y producción de energía.

No te mentiremos, la mejor manera de obtener todos los macronutrientes y micronutrientes necesarios por día es llenar tu plato de verduras, frutas, alimentos integrales, carnes y pescados magros. No significa que debes de renunciar a tus gustos culposos pero si debes de darle prioridad a los alimentos que la naturaleza nos da antes de un refresco o una cerveza.

La importancia del ejercicio

Tener una actividad física, sea intensa o leve, puede ayudar al bienestar en general. Se ha demostrado que el ejercicio regular es un componente clave para el envejecimiento “exitoso”, es decir, apoya a tu cuerpo para que conforme pasan los años no tengas malestares y puedas tener una vejez sana. Desde el primer día que comienzas a hacer ejercicio tu salud en general comienza a mejorar, principalmente el corazón, cerebro, energía y apagas el interruptor que puede encender enfermedades como diabetes tipo II.

Hoy en día existen muchas opciones de ejercicios, desde baile hasta levantamiento de pesas y maratones. El ejercicio aeróbico (“con oxígeno”) es el que hace que el corazón lata durante un período prolongado de tiempo, por ejemplo correr, caminar, saltar la cuerda, nadar y ejercicios conocidos como cardio son aeróbicos. Luego está el ejercicio anaeróbico ("sin oxígeno"), que se trata más de estimular el sistema muscular en periodo cortos de tiempo, por ejemplo carreras de velocidad y entrenamiento con pesas son anaeróbicos Ambos son beneficiosos de diferentes maneras, y las rutinas de ejercicio más completas y correctas incluirán un equilibrio de ambos.

El mejor ejercicio es el que te guste y haga que todos los días te inspire a mejorar día tras día, no te forces a realizar una actividad porque te dijeron que era lo mejor para estar sana y mejorar tu cuerpo, acuérdate que no a todos nos va lo mismo. Hay miles de opciones seguro encontrarás algo que te llene de pasión y haga que en poco tiempo sientas los resultados de tu esfuerzo.

¿Cómo funcionan juntas?

Si nos ponemos a analizar todo lo que ya te contamos podemos pensar que una necesita del otro, pero ¿cómo?. Por ejemplo, la síntesis de proteínas musculares, lo que hacer verte "fit",no se produciría sin la ayuda de los macronutrientes y micronutrientes que obtenemos a través de nuestra dieta. Todos los nutrientes que obtenemos de la comida desempeñan funciones diferentes para apoyar a todo nuestro cuerpo, desde el corazón hasta la sangre y los huesos; necesitamos ese combustible para funcionar correctamente.

Sin duda tener un equilibrio entre la comida y el ejercicio es básico para gozar de una buena salud. No le des más prioridad a una o la otra, dependen la una de la otra y difícilmente podrás disfrutar de sus beneficios. No te restrinjas ni límites en extremo tu dieta eso tampoco es bueno y puede ser que el ejercicio en vez de ayudarte te debilite. La manera más fácil y efectiva de verte, sentirte y sobre todo que tus órganos estén bien es llevar una alimentación variada junto con el ejercicio que más te guste.

Fuentes

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30262901/

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30215930/

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28507196/

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28708479/

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/22289911/