¿Qué es la N-Acetil Cisteína y cuales son sus beneficios ?

¿Qué es la N-Acetil Cisteína y cuales son sus beneficios ?

Aunque seguro estás más familiarizado con las vitaminas y minerales más comunes de las que todos hablan, como la Vitamina A, la Vitamina D, el Complejo B, el Hierro, el Zinc, el Calcio y otros… existen muchos otros nutrientes (que puedes encontrar en forma de suplementos) con la capacidad de apoyar de forma invaluable las funciones de tu cuerpo y la N-Acetil Cisteína — mejor conocida como NAC —, es uno de ellos.

¿Qué es la N-Acetil Cisteína (NAC)?

La NAC es un nutriente del grupo de lo aminoácidos, los cuales se pueden definir como los componentes básicos de las proteínas. En el caso específico de este nutriente, contiene azufre y en el interior de tu cuerpo se convierte en glutatión, sustancia que protege a las células de la oxidación.

¿Para qué sirve tomar NAC en forma de suplemento?

La función principal de la N-Acetil Cisteína es como antioxidante, es decir, convertirse en una sustancia que elimine los radicales libres de tu organismo, los cuales producen oxidación en las células y aceleran el envejecimiento del cuerpo.

Como dijimos antes, la NAC es precursora del glutatión y sirve precisamente para que tu organismo conserve reservas de esta sustancia antioxidante. Actividades habituales como el ejercicio, o cosas a las que estamos expuestos como alguna infección o la exposición a toxinas, disminuyen sus niveles en el organismo.

La NAC está presente en las células del todo el cuerpo, pero sus principales funciones se concentran en el hígado y los pulmones, dos órganos muy expuestos a agentes nocivos del exterior como polvo, polen y virus (en el caso de los pulmones); y alimentos, alcohol, grasas o medicamentos (en el caso del hígado).

En palabras más simples, una adecuada concentración de NAC en las células de esos órganos, les permite responder de manera óptima frente a todo lo que tu cuerpo necesita eliminar, además de conservar su función antioxidante por más tiempo.

La N-Acetil Cisteína también apoya de manera importante la salud reproductiva de la mujer y tiene un impacto muy positivo en la salud cognitiva del cerebro. La cantidad diaria recomendada de este suplemento varía de persona en persona de acuerdo a la alimentación y situación individual, pero generalmente ronda entre 600 y 1800 mg.