¿Qué debo hacer antes y después de vacunarme contra el COVID 19?

¿Qué debo hacer antes y después de vacunarme contra el COVID 19?

Con la llegada de la vacuna a México se ha creado mucha incertidumbre alrededor de este tema. Una de las principales preocupaciones es que se debe hacer y qué no hacer antes y después de vacunarse, las más comunes son: se debe de llevar una dieta en especial, se puede tomar alcohol o si tomar algún medicamento o suplemento específico puede hacer que los síntomas sean menores.

Es importante que sepas que, todas las vacunas fueron probadas en personas que consumían dietas normales. Esto significa que se demostró que las vacunas son eficaces sin ninguna preparación alimenticia previa, pero hay muchas estrategias de alimentación que pueden satisfacer mejor las necesidades de tu cuerpo, tanto antes como después.

¿Qué debo comer?

No hay evidencia científica suficiente que diga que tomar vitamina C o comer alimentos antinflamatorios haga la vacuna contra el COVID más efectiva. Algunos reportes han demostrado que durante la pandemia las personas han aumentado el consumo de alimentos altos en sodio, azúcares añadidos y/o grasas totales. Con todas las dificultades e incertidumbre del último año es normal que la ingesta de alimentos reconfortantes haya incrementado. Es importante que tomes en cuenta que con el tiempo, consumir alimentos altamente procesados pueden alimentar la inflamación y al hacerse crónica puede afectar la función inmunológica. Entre menor sea el consumo de alimentos procesados, es decir que vengan en una lata o listos para comerse, mayor será la respuesta de las defensas de tu cuerpo ante cualquier amenaza.

La mejor manera de respaldar al sistema inmune es darle prioridad, antes y después, a los alimentos integrales, consumir más frutas y verduras durante el día, comer más alimentos antiinflamatorios como la cúrcuma (puedes agregarla en polvo en tus comidas o tomarlo en té), pescado (salmón, sardinas, anchoas y arenque) y aceite de pescado.

Tal vez puedas sentirte mal por lo que te sugerimos llenar la despensa y que tengas listo algo en el congelador, ya que si tienes síntomas leves puede ser que no te den ganas de levantarte a preparar la comida. Una sopa de verduras o un caldo de pollo con fideos o arroz siempre te puede sacar del apuro.

Te dejamos un ejemplo de cena previa al día de tu vacunación:

Ensalada con tus verduras favoritas aderezada con vinagreta de aceite de oliva extra virgen que acompañe un filete de salmón a la plancha con brocoli salteado y unas papas al vapor o arroz salvaje con verduras al vapor.

Mantente hidratado

Alrededor del 60% de nuestro cuerpo está compuesto por agua, mantenerte hidratado, no solo antes y después de vacunarse, es importante. Cuando estás bien hidratado todo funciona mejor; al recibir la vacuna ha habido casos de desmayo, la hidratación puede disminuir la posibilidad si estás muy nervioso o si le tienes fobia a las agujas.

¿Tomar Alcohol?

Hasta el momento no hay evidencia de que tomar alcohol antes y después de recibir la vacuna afecte en la eficiencia pero si se ha demostrado que beber alcohol estresa al sistema inmunológico y debilita la respuesta de este. En un artículo publicado por Alcohol Research: Current Reviews (ARCR) se encontró que el consumo de alcohol puede afectar la capacidad del cuerpo para defenderse de las infecciones e impedir la recuperación de una lesión en los tejidos. Así mismo el consumo de alcohol puede afectar las vías respiratorias dañando el tejido que los cubre causando una infección respiratoria que conduce a enfermedades pulmonares más graves, como neumonía.

Descansa bien

Estar bien descansado ayuda a que el sistema inmunológico funcione como debe. Comer poca fibra (frutas, verduras, granos integrales, legumbres, y semillas), comer mucha grasa saturada y azúcar (carnes grasosas, lácteos grasosos, dulces y postres) está relacionado con un sueño menos reparador e insomnio.

Ejercicio

¿Puedo tener actividad física? El descanso es muy importante especialmente si tienes algunos síntomas leves después de vacunarse. Si estás acostumbrado a hacer ejercicio y es parte de tus hábitos diarios antes de la vacunarte hazlo sin pensarlo.

La mejor recomendación que podemos darte es que llevar una dieta equilibrada y variada, es decir que incluya frutas, verduras, pescados y nueces, hacer ejercicio, dormir bien y mantenerte hidratado es siempre la mejor prevención. Seguir todos los consejos que te sugerimos no te asegura que mejore la eficacia de la vacuna contra COVID pero mantendrá alerta a tu sistema inmunológico.

Fuentes

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4590612/ 

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32950264/ 

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32342473/

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32471251/