Los nutrientes que necesita el sistema inmunológico

Los nutrientes que necesita el sistema inmunológico

¿Quién no querría gozar de una excelente salud por toda la eternidad? Exacto. Nadie. Todos aspiramos a estar lo más saludables posible. Pero si bien no se puede controlar la aparición de nuevos virus o enfermedades, uno sí puede tomar que ayuden a nuestro sistema inmunológico a estar lo más preparado posible.

Y es que en serio, te sorprenderás de lo fácil y sencillo que podría ser mejorar la resistencia natural de tu cuerpo. Aquí te daremos algunos consejos para mejorar tu sistema inmunológico con vitaminas y suplementos, pero no está de más que le eches un ojo a las investigaciones científicas relevantes y los nutrientes adecuados para tus necesidades específicas.

El sistema inmunológico es un conjunto de células especializadas que permiten al organismo una respuesta biológica frente a amenazas externas. Las vitaminas y minerales que le damos a nuestro cuerpo por medio de una dieta saludable, junto al consumo de suplementos, le permiten desarrollarse y mantenerse fuerte en diferentes formas, ya sea proporcionando nutrientes para las barreras externas de nuestro organismo (como la piel y las mucosas), o propiciando la generación de anticuerpos y el desarrollo funcional de las células.

Las 8 vitaminas y minerales más importantes para el sistema inmunológico

Aunque todos los nutrientes son importantes para la estimulación de nuestro sistema inmune, existen ocho nutrientes que —por encima del resto— contribuyen aún más a su desarrollo. Ahora mismo vas a conocer cuáles son y cómo puedes asegurarte de obtenerlos día a día.

No te resultará complicado aprenderte la lista porque se trata de cinco vitaminas básicas y tres minerales que seguro también has escuchado. Las 8 vitaminas y minerales que tu sistema inmunológico más agradecerá recibir son las vitaminas B, C, D, E y el Ácido Fólico, además de Hierro, Selenio y Zinc.

Asegúrate de obtener todos esos nutrientes de una u otra forma

Asegurarte de proporcionarle a tu cuerpo estos nutrientes no es nada complicado, pues la mayoría de ellos se encuentran en frutas y verduras que todos consumimos —o deberíamos procurar consumir—diariamente.

Comiendo 2 ½ tazas de verduras y 2 tazas de frutas diariamente (tal como recomiendan la mayoría de los nutriólogos) será posible obtener todas las vitaminas y minerales de la lista antes mencionada, con excepción de la Vitamina D (la cual encontramos mayormente en pescados, huevo y productos lácteos, o gracias a la exposición a la luz solar).

Pero si tu dieta personal no incluye esas cantidades de ingesta diaria dado que necesitas menos azúcar de la que dos tazas de fruta proveen al organismo, o no consumes productos de origen animal, es importante tomar suplementos que te proporcionen los nutrientes faltantes en tu alimentación, principalmente la Vitamina D, la Vitamina C y el Zinc.