Las propiedades y funciones del Cobre en tu salud

Las propiedades y funciones del Cobre en tu salud

El Cobre es un material que en primera instancia se nos viene a la mente como un metal y obviamente no te vamos a recomendar que lo consumas de ese modo. Pero en realidad nos referimos al Cobre como un mineral que puede tomarse en suplementos y puede traer muchos beneficios a tu salud por las propiedades que lo componen y las innumerables funciones que tiene en el cuerpo humano.

El cobre está presente prácticamente en cada parte de tu organismo, por lo que es necesario consumirlo regularmente en dosis adecuadas. La Oficina de Suplementos Dietéticos de los Estados Unidos recomienda una ingesta diaria de 900 microgramos después de los 19 años, y de entre 1,000 y 1,300 para las mujeres durante el embarazo

Funciones del Cobre

El Cobre tiene muchas funciones importantes en el organismo, por lo que obtenerlo diariamente se traduce en múltiples beneficios a la salud y al mismo tiempo la falta de éste puede tener consecuencias en tu cuerpo que para nada deseas.

El Cobre ese esencial en la producción de glóbulos rojos; para la regulación de la frecuencia cardiaca y la presión arterial; es necesario para que tu cuerpo absorba correctamente el hierro; contribuye en el desarrollo y crecimiento de los huesos, cerebro y corazón; y es un mineral clave para la estimulación del sistema inmune.

Beneficios de la suplementación con Cobre

Vamos ahora con los beneficios que la ciencia ha determinado pueden derivar de un adecuado consumo de Cobre diariamente. Una investigación publicada en el Medicinal Research Reviews indica que este mineral puede ser un importante agente terapéutico en tratamientos contra enfermedades graves como Alzheimer, Parkinson e incluso Cáncer.

Un estudio realizado en Italia y publicado en la revista especializada Dalton Transactions concluyó que el Cobre es tres veces más efectivo contra las células cancerosas (en ciertos tipos de cáncer) que el cisplatino, un fármaco muy utilizado en las quimioterapias. Lo anterior no significa que debas tomar Cobre con la esperanza de que cure el cáncer si es que padeces esta enfermedad, pero sí puede ser un importante aliado para prevenir su desarrollo.

Consecuencias de la falta de cobre

Tal como sucede con otros minerales o con las vitaminas, la deficiencia de Cobre en tu cuerpo puede derivar en síntomas leves o generar padecimientos graves, dependiendo de qué tan bajos sean los niveles en tu organismo.

Fatiga, sensación de hormigueo, pérdida progresiva de visión, pérdida de sensibilidad en pies y manos, debilidad muscular y disminución de la cantidad de glóbulos blancos en la sangre, son sólo algunos de los síntomas que una persona con deficiencia de Cobre puede padecer.

En casos más extremos, la falta de este mineral en el organismo puede producir anemia, Enfermedad Celiaca (trastorno que vuelve al intestino muy sensible ante el gluten), y Enfermedad de Crohn (padecimiento que provoca inflamación en el tracto digestivo).

Fuentes

https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/med.20174

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4521016/